Los viejos rockeros nunca mueren. Eso es lo que vienen a demostrar los concursantes de la nueva versión de La Voz, que nunca es tarde para perseguir un sueño. Antena 3 comienza hoy la versión senior de La Voz, con el objetivo de demostrar que la música no tiene edad.

Sin cambiar la dinámica de La Voz, el programa comienza con la fase de audiciones a ciegas. Tras las sillas, Paulina Rubio, David Bisbal, Pablo López y Antonio Orozco. Todos repiten como coaches pero dicen estar nerviosos porque están haciendo historia con esta versión.

Eva González, que será la encargada de presentar también La Voz senior, da paso al primer concursante. Se trata de la sevillana Tata, que lleva cantando desde los cuatro años. Con su arte y su fuerza consigue el primer pleno de la noche. Elige irse al equipo de Antonio Orozco.

A continuación, llega el turno de Germa, ama de casa que nunca ha podido cantar. No ha tenido suerte, pues no se gira ningún coach, pero se lleva todo su cariño. El siguiente en subirse al escenario es Javier, cantante lírico de coro de 63 años. Pero es la primera vez que canta como solista. Se giran todos menos Pablo y se va al equipo de David Bisbal.

Germa

Los coaches abrazan a Germa tras su actuacion

Llega el turno de José María Guzmán, músico de los de siempre, con un gran historial profesional detrás. Se giran Antonio y Pablo, y se va con Pablo. Tras él, llega Carmen, muy nerviosa porque tiene un problema de audición. No se giran pero todos reconocen su valía.

Ramón Luis tuvo su oportunidad en los años 80, pero tuvo que dejarlo para hacer la mili. Volvió a la música a través de una orquesta, pero no ganaba suficiente y tuvo que dejarlo hasta hoy. Se va directamente al equipo de David Bisbal. A continuación cantan las hermanas Peters, son gemelas y cantan juntas desde que tienen 7 años. Y Adriana, argentina de nacimiento, que no ha tirado la toalla respecto a su pasión y se va con Paulina Rubio.