Los asaltos de La Voz comienzan esta noche con el equipo de Antonio Orozco y Karol G.

Lía Kali hace suyas las palabras de Antonio, que le dice que siga su instinto y se deje llevar en el escenario. Además, destaca el sentido abrazo que se da con Miriam al terminar su actuación. Según cuentan, coincidieron en el casting final de Operación Triunfo.

A continuación Sergio Jiménez cantaba Vi, una canción de Pablo López. Excusa perfecta para que Pablo suba al escenario, toque el piano y cante El Patio con Sergio, Antonio y Bustamante.

Mar Valdés se toma esta actuación como un inicio en su carrera musical, separada de su apellido. Lo hace con fuerza y seguridad. Tras ella, llega el turno de Lorena, la benjamina de esta edición. Si sus coaches tenían dudas en los ensayos, se han disipado con su actuación. Termina la ronda de actuaciones del equipo de Antonio, el veterano Javi Moya. Canta una personalísima versión de Mi marciana de Alejandro Sanz.

Antonio y Karol se quedan con Lía y con Javi Moya. Los tres restantes abandonan aquí, puesto que no hay robos de otros coaches.

Continúan los asaltos de La Voz con el equipo de Luis Fonsi y su ayudante David Bustamante.

La Voz

La de Lion fue una de las actuaciones estrella de la noche.

Comienza con la actuación de Lion, una de los espectáculos más grandes de la noche, por actitud, por originalidad y por voz. Le sigue Rolita que hace una actuación mágica y llena de sensibilidad. Fonsi le dice que se siente muy orgulloso de su trabajo. A continuación, llega el turno de Lau en su versión más roquera y con una canción difícil que no obstante salva muy bien. Tras ella, Tomás Basso que vuelve a cantar en portugués encandilando a todos. Paulina, prometió robarle tras las audiciones a ciegas, veremos su lo cumple. Y finaliza la ronda con el trío a capella Gavana, con una actuación elegante y bella a pesar de la dificultad que presentaba.

De los cinco artistas se quedan para la batalla final con Rolita y Lion. Pablo López además roba a Tomás Basso.