Esta noche han venido a divertirse a El Hormiguero los coaches de La Voz en la recta final del programa. A menos de 24 horas para conocer al ganador del talent, Antonio, Pablo, Fonsi y Paulina nos cuentan las mejores anécdotas y los nervios de todos estos meses de rodaje.

Todos encaran la recta final con nervios y con el honesto deseo de que su equipo gane el concurso. A pesar de ello, saben que el verdadero trampolín para los talents ha sido el concurso en sí. Además, este año, por primera vez La Voz no termina con la final, sino que el concurso se prolongará con un concierto en Madrid, donde los finalistas cantarán con sus coaches.

Pero también ha habido tiempo para las confidencias personales. Pablo Motos les preguntó si habían contado con un padrino o un ángel de la guarda en sus inicios. Paulina Rubio contó que para ella Miguel Bosé es algo más que un padrino. La ayudó a impulsar su carrera en sus orígenes. Además, hoy lo considera un gran amigo que siempre le dice la verdad. Antonio Orozco contó por su parte, como esa persona que le salvó la carrera fue Luis Fonsi. Hace años, en un momento de crisis personal, Antonio le pidió ayuda a Fonsi y le tendió la mano.

El consejo en general que los coaches le dan a los talents es que sean fieles a sí mismos, que no se dejen dirigir o que no den pasos en falso. Tienen que apostar por lo que ellos creen, por su esencia.

Coaches

Los coaches de La Voz hablan de la recta final del programa

El Hormiguero está preparando un programa especial para celebrar los 2.000 programas. Según anuncia Pablo Motos, el invitado estrella del programa será Will Smith.

Tras la entrevista inicial, El Hormiguero deja que los invitados se diviertan con los juegos que habitualmente organizan Trancas y Barrancas.