La segunda jornada de asaltos de La Voz nos deja con otra sesión cargada de emoción, en la que los talents luchan por lograr una plaza de la batalla final.

En esta ocasión llegó el turno de los equipos de Paulina Rubio y Antonio Orozco.

Paulina Rubio contará con la ayuda de Antonio José, el cantante andaluz que precisamente se diera a conocer en la tercera edición de La Voz.

Inicia la ronda de asaltos Andrés Balado cantando Heaven. El rockero ha puesto a todo el público y jurado en pie con su fuerza y talento.

La italiana Giosy, también hacía una actuación impecable. Se pierde al final con la letra pero consigue la felicitación en pleno de los coaches por su actitud.

Peor suerte corrió Juanjo García. El talent que ya participara en La Voz Kids estaba muy nervioso, y la emoción le hizo desafinar especialmente en las notas bajas, como le apuntó Antonio Orozco. También Natalia Bradi, que interpretó Creep, desafinó por el mismo motivo. Ambos son dos de los concursantes más jóvenes de esta edición.

El equipo de Paulina Rubio terminaba con la actuación del cuarteto Les Fourchettes. Una actuación mágica de cuatro voces cantando a capella y de una forma magistralmente sincronizada.

Se salvan Andrés Balado y a Giosy, y Antonio Orozco y Karol G roban a Les Fourchettes.

En la despedida de Natalia y Juanjo se produce uno de esos momentos mágicos que tanto nos está dejando La Voz. Juanjo le pide a Antonio cantar juntos uno de sus temas, y el resultado final es «Pedacitos de ti» cantado no sólo por el intérprete y el autor sino también por Pablo López al piano, Antonio José y Bustamante. Ni Eva González pudo contener su emoción y mirando a cámara gritó: Señores, esto es La Voz.

La Voz

Teresa Ferrer durante la actuación que dejó a todos boquiabiertos.

No hubo robos en los talents del equipo de Antonio Orozco y su ayudante Karol G. Las actuaciones fueron muy dispares, destacando el altísimo nivel de Teresa Ferrer. Ésta dejó a los coaches sin palabras y dispuestos a abandonar el plató por el deslumbrante nivel de la andaluza. Ella, y su compañera Lorena Fernández de estilo flamenco, son las elegidas para la batalla final.