Bake off ha llegado a su semifinal. Esta noche, los concursantes del talent culinario lucharán por una plaza en la final.

El programa comienza con la prueba de autor. Acompañados de Paco Roncero, los aspirantes tendrán que elaborar un suflé salado. La prueba la gana Jorge. Sin embargo, Steffana, una de las favoritas a ganar el concurso pincha y se juega el pase a la final.

En la prueba técnica, tendrán que realizar una tarta de crepes pero deberán apostar también por la decoración. La cata, como siempre en esta prueba es a ciegas. Además, los comensales a los que ofrecerán su producto serán muy especiales. En este sentido, se nota mucho la rivalidad de los cuatro aprendices. Steffana se enfada con Jorge por que este coge las cinco rosas disponibles. Está claro que si alguno de ellos no sabía que eso era un concurso, ahora se han dado cuenta. Todos quieren su puesto en la final de Bake off. Los comensales sorpresa son tres niños que imitan a los tres miembros del jurado. Pretenden ser igual de implacables que los adultos. Y el veredicto final le da a Alba el triunfo de esta prueba. Sin embargo, Jorge y Steffana se quedan en la cuerda floja.

Bake off

La semifinal de Bake off ha sido muy ajustada

La última prueba de Bake off es la prueba WOW. En esta ocasión, tendrán que realizar un gravity cake, un pastel que parezca luchar contra la ley de la gravedad. Además, David podrá hacer uso de su ventaja de delantal azul. Podrá robarle los últimos 15 minutos a uno de los aspirantes.

La aspirante que sufre la penalización de David es Steffana que se lo toma como algo personal. No obstante, la única calificación positiva de esta prueba la obtiene Jorge. Los jueces coinciden en que el resto de propuestas tienen un nivel muy bajo.

Tras esta última prueba, la expulsada es Steffana que tiene que abandonar a las puertas de la final.